La puerta oscura

Buenos días,

Llevo cabreado muchos días desde que escuche en las noticias los casos de abusos sexuales en Hollywood. Os sonarán nombres como Harvey Weinstein, Dustin Hoffman y el último caso de Kevin Spacey…

Me parece terrible que esto suceda, que una gente abuse de otra, pero si me paro a pensar, lo que realmente me mata, lo que de verdad me enfada y me entristece es el fondo que hay detrás de todos estos casos de abusos.

Y lo que hay detrás no es otra cosa que la falta de vergüenza. -La gente corriente ya no tiene vergüenza, ¡cómo la va a tener un famoso!-. También detrás esta la impunidad, el poder, el dinero, la influencia… y todo ello da como resultado esto.

Cada día tengo más claro que la gente se corrompe, que no existe una persona que tenga HONOR. Sí, honor en mayúsculas. Siento que todo el mundo, hasta tu, tus amigos, tus padres o yo. Creo que todos tenemos un punto, unas circunstancias que pueden darse, en las que te acostumbras a todo lo que tienes, a todo lo que has conseguido y por tener un poco más, aquello que deseas, te juegas todo eso que has conseguido.

Es triste, muy triste.

Te invito a pensar ahora, en realidad, no a pensar, más bien a pararte a reflexionar y a temerte. A sentir miedo de lo que TÚ podrías llegar a hacer.

Kevin Spacey o Dustin Hoffman son personas, como tu y como yo, lo único diferente entre ellos y nosotros, son las circunstancias, ellos tienen dinero, son reconocidos, son tan buenos en su trabajo que han llegado a lo más alto. Y una vez ahí, en la cumbre, donde los sueños se acaban, donde ya no hay nuevos desafíos, queda una puerta entreabierta. Oscura. Que Spacey y Hoffman cruzaron.

Tú, podrías llegar a eso.

Ahora es el momento en el que deberías temerte, no por lo que eres, sino por lo que podrías llegar a ser.

¡Me gustaría que me dierais vuestra opinión!. Os dejo unas preguntas:

¿Dime, que sientes ahora mismo?; ¿Piensas que todos llevamos un monstruo que tratamos de mantener enjaulado?

 

Anuncios

Lo que me cabrea (I)

Buenos y felices días a quién quiera que seas,

En primer lugar te felicitaré por llegar a leer esto, no mucha gente lo consigue. Así como no mucha gente come caviar en su vida, tu puedes aprender o enseñarme algo nuevo aquí. -Te invito a hacerlo comentándome-.

Verás, te cuento, hay cosas que me ponen de muy mala hostia, como por ejemplo la gente que escribe “ostia” -jajaja, para mi solo por eso me parecen mongolos-.

Hoy quiero insuflarte mi odio hacia las discotecas. Verás, hubo una época en la que era un asiduo -llegué a tener hasta como una tarjeta de puntos… Una época lúgubre de mi vida-.

Total, que como todo buen chaval de 18 años, con tu mayoría de edad recién conseguida, creyendo que la universidad era como American Pie, creyéndote el p*to amo, el artista del roce, el semental por antonomasia… Pensabas que ibas a entrar en la discoteca y te iban a llover las mujeres, que sería el valhalla para tu cola.

Pues tengo malas noticias, no lo es. En absoluto, o al menos no lo es si en tu DNI donde pone sexo, al lado hay una M. Lo siento, se que vivir una mentira es maravilloso -Podrás vivirla si te apetece cuando pongas o te pongan los cuernos o cuando tus hijos te mientan, pero con respecto a esto te abriré los ojos-.

He de deciros que yo alguna vez he ligado en una discoteca, me lo he pasado bien, me han echado, me he hecho amigo del segurata, me he pegado… Pero sobre todo, he salido hasta los huevos.

¡AH! Y NUNCA HE PERDIDO UN ABRIGO O UNA CARTERA. -lo recalco porque esa gente para mí también son mongolitos-.

Retomo… la cosa es que hay principalmente dos aspectos por los que no vas a conseguir lo que te propones en una discoteca:

  • Las mujeres no son tontas y saben de sobra a lo que vas (joven de 18 años más salido que tu perro). Lo cual le da todo el poder de decisión a ella. Por tanto, en principio, tú das igual.  -Flipas ya si eres feo-.
  • Por otro lado, si superas el anterior punto se que piensas que le vas a hacer el amor en los baños de la discoteca. Pero ahí esta el problema. Fliparías la de veces que ligas con una tía en una discoteca y ella o tu vais al baño y no la vuelves a ver en toda la noche. -Es el destino colega-.

¿Que conclusión podemos sacar de todo esto?

Pues principalmente que tengas una expectativa REALISTA de a donde vas. Segundo, que pájaro en mano vale más que ciento volando -No me seas el idiota que con 18 años quiere ser un vividor follador… Vive el amor con otra persona colgad@. A no ser que seas guap@, si lo eres habrás aprendido que puedes hacer lo que te salga de… 

Eso sí, algún día recogerás lo que siembres.

Y tú, ¿que opinas?, ¿compartes mi odio, o escribes “sobre todo” junto? -Ya sabes lo que opino de ti si lo pones junto, payaso-.

 

Depresión en jóvenes, ¿Pensabas que era cosa de adultos?

Buenos días,

Hoy tenia pensado escribir sobre el nombre del blog, pero me ha ocurrido algo que tengo que compartir.

 Os pongo en situación rápidamente:

Interior, vagón de un metro, sentado, enfrente dos chicas que mantienen una conversación

Primero empezaré por describirlas.

    La primera de ellas, que se encontraba a mi lado, era la típica persona estándar, la típica niña(ta) de 18 años que empieza la universidad con ilusión, con ganas, encantada de la vida. Una persona que muestra a los demás su mejor cara, la más alegre, pero que no reserva nada de eso para cuando se siente sola y sufre.

En cuanto a la segunda chica era el opuesto, la antítesis de la anterior. No mostraba nada de ilusión por estar estudiando la misma carrera de su compañera -psicología-, -buena carrera, por cierto-.

Ahora bien, que no digo yo que sea obligatorio sentir ilusión por la carrera a la que vas a dedicar 4 años… Pero, en realidad, y por lo que decía me dió la impresión de que no sentía alegría o ilusión por absolutamente NADA. -Qué triste pensé, que a una persona de 18 años le falten ganas de comerse el mundo-.

Pero no quedo ahí la cosa, esta segunda chica, físicamente era una persona bastante dejada, algo “gordita”, desaliñada, que vestía una especie de chándal que intentaba aparentar ser ropa de vestir, pero que no daba el pego… ¡Ah! y el detalle que jamás olvidaré… No se por que motivo se había dejado crecer la típica barba de chivo con cuatro pelos bastante largos y, sorpresa, teñidos de blanco.

Confieso que su imagen me impacto, mucho. Pero no quiero hacer ningún juicio de valor, solo describir la situación, porque lo peor -y en esto si hago un juicio de valor- viene ahora.

Mantenían una conversación típica, supongo, entre psicólogos… los trastornos mentales. En este caso, principalmente sobre la ansiedad y la depresión.

El tema de la ansiedad lo voy a dejar de lado y me centraré en la depresión.

No se si lo adivinaís, pero la chica que tenia depresión era la segunda.

En ese momento sentía una gran pena como os he dicho por ella, pero lo cierto es que tuvo una serie de comentarios desastrosos, mostrando una actitud como si fardara de estar “deprimida” y tener que tomar medicación.

Frases del tipo:

  • Uy es que el médico me ha dicho que me tome la pastilla cada 48 horas y preferiblemente por la noche, pero… si un día salgo y me la tomo al volver pasarán solo 15 horas.
  • ¡Ay pero que estoy haciendo con mi serotonina! (la serotonina es un neurotransmisor relacionado con la depresión, el tratamiento modifica sus niveles)     -Tras decir esto la tía se reía… Hizo un chiste de eso, como si fuera algo trivial…-.

Me parece absolutamente ridículo, una falta muy muy grave que una persona que esta estudiando para ser en un futuro psicóloga, sienta orgullo y fanfarroné de estar tomando antidepresivos -Que no son gominolas, coño-. Me pareció vergonzoso y hasta por un momento pensé que esa chica no tenia una verdadera depresión y solamente quería experimentar o sentir alguna emoción en su vida… Porque no creo que ninguna persona que este bien diagnosticada con una depresión vaya fardando. Como si estudiar psicología y tener una depresión te hiciera molar mas…

Sinceramente, no creo que estemos formando nada bueno para el futuro. Y es triste, muy triste.

 

¡Me gustaría que me dierais vuestra opinión!. Os dejo una pregunta:

¿Creéis que se puede estudiar psicología/curar a pacientes, si no te tomas seriamente los trastornos que son el 70% de tu trabajo?

 

 

Próximamente…

Buenas tardes,

Hoy es un día algo especial, por fin mis pensamientos han pasado a la acción.

Maldita sea, podría decirlo de una manera mucho más pedante, técnica y sofisticada… “¡Por fin mis cogniciones tornan en conducta!” –que se noten los estudios, cojones-.

 

Me gustaría deciros que lo tengo todo atado y bien atado, que este blog seguro os encantará y que tengo miles de sorpresas y grandes temas preparados para entreteneros.

Caramba, carambita, carambola…

Sigue leyendo “Próximamente…”