Depresión en jóvenes, ¿Pensabas que era cosa de adultos?

Buenos días,

Hoy tenia pensado escribir sobre el nombre del blog, pero me ha ocurrido algo que tengo que compartir.

 Os pongo en situación rápidamente:

Interior, vagón de un metro, sentado, enfrente dos chicas que mantienen una conversación

Primero empezaré por describirlas.

    La primera de ellas, que se encontraba a mi lado, era la típica persona estándar, la típica niña(ta) de 18 años que empieza la universidad con ilusión, con ganas, encantada de la vida. Una persona que muestra a los demás su mejor cara, la más alegre, pero que no reserva nada de eso para cuando se siente sola y sufre.

En cuanto a la segunda chica era el opuesto, la antítesis de la anterior. No mostraba nada de ilusión por estar estudiando la misma carrera de su compañera -psicología-, -buena carrera, por cierto-.

Ahora bien, que no digo yo que sea obligatorio sentir ilusión por la carrera a la que vas a dedicar 4 años… Pero, en realidad, y por lo que decía me dió la impresión de que no sentía alegría o ilusión por absolutamente NADA. -Qué triste pensé, que a una persona de 18 años le falten ganas de comerse el mundo-.

Pero no quedo ahí la cosa, esta segunda chica, físicamente era una persona bastante dejada, algo “gordita”, desaliñada, que vestía una especie de chándal que intentaba aparentar ser ropa de vestir, pero que no daba el pego… ¡Ah! y el detalle que jamás olvidaré… No se por que motivo se había dejado crecer la típica barba de chivo con cuatro pelos bastante largos y, sorpresa, teñidos de blanco.

Confieso que su imagen me impacto, mucho. Pero no quiero hacer ningún juicio de valor, solo describir la situación, porque lo peor -y en esto si hago un juicio de valor- viene ahora.

Mantenían una conversación típica, supongo, entre psicólogos… los trastornos mentales. En este caso, principalmente sobre la ansiedad y la depresión.

El tema de la ansiedad lo voy a dejar de lado y me centraré en la depresión.

No se si lo adivinaís, pero la chica que tenia depresión era la segunda.

En ese momento sentía una gran pena como os he dicho por ella, pero lo cierto es que tuvo una serie de comentarios desastrosos, mostrando una actitud como si fardara de estar “deprimida” y tener que tomar medicación.

Frases del tipo:

  • Uy es que el médico me ha dicho que me tome la pastilla cada 48 horas y preferiblemente por la noche, pero… si un día salgo y me la tomo al volver pasarán solo 15 horas.
  • ¡Ay pero que estoy haciendo con mi serotonina! (la serotonina es un neurotransmisor relacionado con la depresión, el tratamiento modifica sus niveles)     -Tras decir esto la tía se reía… Hizo un chiste de eso, como si fuera algo trivial…-.

Me parece absolutamente ridículo, una falta muy muy grave que una persona que esta estudiando para ser en un futuro psicóloga, sienta orgullo y fanfarroné de estar tomando antidepresivos -Que no son gominolas, coño-. Me pareció vergonzoso y hasta por un momento pensé que esa chica no tenia una verdadera depresión y solamente quería experimentar o sentir alguna emoción en su vida… Porque no creo que ninguna persona que este bien diagnosticada con una depresión vaya fardando. Como si estudiar psicología y tener una depresión te hiciera molar mas…

Sinceramente, no creo que estemos formando nada bueno para el futuro. Y es triste, muy triste.

 

¡Me gustaría que me dierais vuestra opinión!. Os dejo una pregunta:

¿Creéis que se puede estudiar psicología/curar a pacientes, si no te tomas seriamente los trastornos que son el 70% de tu trabajo?

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Depresión en jóvenes, ¿Pensabas que era cosa de adultos?

  1. Interesante relato, curiosa perceptiva de la situación, uno debe ser muy pesimista, en realidad la perspectiva que se puede apreciar del mundo habla de unos mismo. En algún momento fui un niño de 18, estoy seguro que si pudiera conversar con esa persona tendría muchas críticas, al verme en el espejo intento encontrar los rastros de la adolescencia, sé que son parte de mí, pero no los puedo encontrar. Para responder tu pregunta: creo que un estudiante de psicología podría ser un excelente tenista si la vida lo lleva por el camino adecuado.

    Le gusta a 1 persona

    1. Si bien es cierto que todos formamos el mundo, personalmente, siempre he sido mucho más de enfoques micro que macro. Esta entrada cuenta la intrahistoria común de muchos estudiantes universitarios, idealistas e incomprendidos que empiezan a ver que no es el mundo quien se adapta a ellos, sino ellos al mundo.

      Es algo difícil de aceptar, pero que nunca debe ser asumido. Pues aceptar deja abierta la ventana del cambio.
      El problema es ese ajuste. La vida es un ajuste continuo, una interacción, un conflicto que no siempre empieza en nuestro interior, pero llega ahí. Y es el último el que debe reorganizarse, reinventarse para cambiar al primero.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s